miércoles, 7 de octubre de 2009

El patio de atrás


Algunos -los que no me conocen- se confunden con lo de Sudacaland. Deben pensar que reniego de mi patria. No es así, claro. Simplemente se trata de un juego irónico, por oposición.

Es difícil vivir en Sudacaland. Usted me dirá que es difícil vivir en cualquier lado. Puede que así sea, pero yo sólo conozco in situ a Sudacaland. Un lugar maravilloso donde es hermoso vivir y donde a cada rato uno tiende a pensar que es lo peor que le pudiera haber pasado.

Aun así, elegiría vivir en mi Argentina, por más Sudacaland que la apode.

Hay dias en los que mandaría todo a la mismísima mierda. Me cuestiono hasta si seguir con el blog. Hoy es uno de ellos.

Estuve leyendo todo cuanto pude sobre el caso KRAFT (Terrabusi). Hay mucho material más allá de si son molestos o no los cortes de ruta.

Se llenan la boca pidiendo seguridad jurídica, para esclavizarnos sin problemas. Para ellos, seguridad jurídica es el permiso explícito de un estado para someter a sus obreros y empleados de la forma más vil. Dejarlos sin la más mínima posibilidad de luchar por vivir un poco mejor.

Estas empresas multinacionales son todo lo contrario a lo que pregonan. Quieren invertir sin el más mínimo riesgo. Y se creen generosas.

Cuidado, gente amiga, hay muchos argentinos que pretenden exactamente lo mismo. Quieren seguir con su fiesta neo conservadora a costa de lo que sea.

Antes de putear por el corte de los trabajadores de Kraft, pensemos que es un caso testigo, como lo fueron ENTel y Aerolíneas durante la década más infame.

Ojalá sepamos esta vez de que lado estar.

Y que sea vida.

4 comentarios:

ElFlaco dijo...

Somos nos guste o no partes de este bendito pais lo llamen como lo llamen.
Alguna vez pense en irme otras tantas en pelearla, la balanza todavia acusa hacia el lado argento que tengo dentro.
El tema Kraft es mas complejo que lo que los medios nos muestran y coincido con vos Claudio en que las politicas para las empresas extranjeras son cero riezgo es mas cuando dan perdidas el estado las compra a precios siderales y las vende despues por monedas y millones de ventajas impositivas, en fin Argentina es un gran pais su problema somos los argentinos.

El gato vagabundo dijo...

Creo que la opinión pública ha entrado en su etapa mas lamentable, fruto de un plan de des-educación macabro iniciado en los 90's.

Casos como el de Kraft, mi estimado amigo, no solo pasarán y moriran en el olvido. Será uno de los tantos que se acercan.

Si un pueblo educado, con hambre de libertad y justicia, como la nación argentina en el 83, no hizo nada para detener las privatizaciones y entregas del patrimonio a mercenarios internacionales, dificil creer o esperar que este pueblo con nuevas generaciones ignorantes y desinteresadas haga algo.

Lamento muchisimo que así sea. Porque, igual que lo que te pasa a vos, para mi sudacaland tambien es lo mejor y lo peor que me ha pasado en la vida.

hay dias que me levanto dispuesto a luchar por protegerla. Y hay dias en que quiero armar la valija e irme.

BUMAIË dijo...

Primero que nada, sos uno de los pocos que me mantienen atado al mundo bloggero. Estoy por reabrir los míos ya que todo está un poco más calmo en el lado tangible del espejo.
Te saludo con un cariño grande y te acompaño siempre.

..yo también reniego de la noticia diaria, del empresario eterno y el status quo... y cuando leo estas noticias realmente pienso en la dedaca de las privatizaciones y en por qué la gente no lo veía en su momento asi como lo "ve" ahora desde la distancia.

También me indigno cuando muestran el retraso en el tránsito a raíz de alguna marcha, reclamo o motoquero accidentado que murió en el acto. Pienso (en ese último caso) qué sentiría si fuese un familiar del accidentado al ver en el noticiero "el tránsito en la city porteña"...y cuánto más importante es que todos lleguen a horario al trabajo, aún más que la vida misma.

...hace un par de noches cuando charlaba con unos amigos y la madre de una amiga, entre pizzas y cerveza se mezclaban cuatro posturas distintas a la hora del debate político (siempre hay debate político en la mesa)...
Geraldine se mostraba indiferente y limaba sus uñas, su mamá me toreaba con sus años de experiencia y Kancún trataba de aportar desde crítica no demasiado comprometida (para no generar un momento incómodo). Yo por otro lado, que hace rato tomé la pastilla roja y estoy aún aprendiendo a digerirla, finalicé la noche acotando:

"Mi principal aporte para con la sociedad es primeramente abrir mis propios ojos, mostrarle a mi hija el camino hacia la verdad...y que ella se lo muestre a sus hijos también,porque el cambio se verá reflejado ante los ojos, pero muchísimos tiempo después del que esperan algunos..."

Claudio Gabriel Tomasello dijo...

Gracias a todos por comentar, es bueno especialmente cuando uno siente que se está quedando medio solo.

Bumaië: Gracias por volver. y por tus generosas palabras. Espero que retomes Viejo barrio y krusty.
Se los necesita.