viernes, 20 de junio de 2008

Me suena... me suena.


No es una novedad que sea el día de la bandera nacional. Fieles a nuestra necrofilia, asignamos ese día por la muerte de su creador, Manuel Belgrano. Me encanta compartir esta anécdota con ustedes:


Como premio por los triunfos de Tucumán y Salta, la Asamblea del Año XIII le otorgó a Belgrano 40.000 pesos oro. Don Manuel lo destinará a la construcción de cuatro escuelas públicas ubicadas en Tarija, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero. Belgrano redactó además un moderno reglamento para estas escuelas que, por ejemplo dice, en su artículo primero que el maestro de escuela debe ser bien remunerado, por ser su tarea de las más importantes de las que se puedan ejercer. Pero lamentablemente, el dinero donado por Belgrano fue destinado por el Triunvirato y los gobiernos sucesivos a otras cosas y las escuelas nunca se construyeron y Belgrano murió en la pobreza total.


Fuente:
http://www.elhistoriador.com.ar/
la excelente página de Felipe Pigna.
Foto: Monumento a la Bandera (Rosario - Santa Fé)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y después dicen que la corrupción empezó en los 90... La historia del país está viciada de hechos como este desde su principio.
¡Y al fin sacaste esos fucking pop-up´s!

Ben Linus

lius dijo...

Alguien se acuerda de la decada del 30? ahi es donde comenzo todo, no?

Anónimo dijo...

Muy buena iniciativa, Claudio!!!
Manuel Belgrano no solo fue el creador de la bandera.
Este procer a diferencia de otros (como Sarmiento, Roca, Mitre, etc) es un ejemplo a seguir y a imitar ya que muchas veces se habla de "la corrupcion de los politicos", pero luego le coimeo al inspector, negreo a mi empleada domestica, compro pilchas confeccionada por mano de obra esclava... lo que se denomina comunmente "doble moral" o ver "la paja en el ojo ajeno".
Un abrazo, amigo.
Miguel Artin

El gato vagabundo dijo...

Porque sera, que esta anecdota no me llena de asombro como debiera... sera que lo que nos asombra es lo nuevo. Sera que lo que nos asombra es lo que sale de lo comun.

Mi copa en alto para Don Manuel Belgrano.