lunes, 9 de junio de 2008

Una película vieja

Hoy mientras asistía a un reportaje del tándem Areces/Salomone en TN, a la administradora del hotel donde Charly García desplegó su repetido show de desbordes, me dio ganas de escribir este post.

Los reporteros insistían e insistían sobre detalles escabrosos, pero la reporteada, una chica joven, no dio el brazo a torcer y siguió con una conducta anti-amarilla. Llegado el resumen de no me acuerdo qué media hora, por las dudas al titulo de Charly, lo inflaban un poco más.

Bueno, que en TN y en otros medios hagan lo que quieran. No es de eso de lo que quiero hablar.

Considero a Charly García uno de los más grandes músicos de nuestro país.

Ahora bien:

Si Ud. o yo, mortales comunes y silvestres, sin rango de estrellas, a nosotros nos conocen unos cuantos y parte de la familia… vamos a un hotel y hacemos desmanes, nos meten en cana. Nos hacen un juicio sumarísimo y seguramente nos condenan con el máximo posible de la pena.

Si osásemos atacar a un fotógrafo aunque sea del más inmundo y execrable programa de chimentos, seguro vamos bien en cana.

Ahora bien, ¿Es un rapto de originalidad creativa que los sub-humanos no podemos vislumbrar, hacer mierda dos habitaciones de un hotel?

Porque a lo mejor García sigue adelantándose a su época (como siempre hizo en lo artístico) y de una obra de arte de magnitud nos estamos perdiendo los sub-humanos que oficiamos de espectadores.

Quizás dentro de un tiempo, se construyan hoteles para ser destruidos por “iluminados” y ese sea el espectáculo.

Estoy medio enredado (menos mal que ya les conté que escribo como pienso, a borbotones), entre la búsqueda de morbo de la pareja de TN y el hecho Charly de nuevo provocando quilombo.

No me interesa si el entorno del músico le exige más de lo que puede dar, si lo expone a que estos episodios se sigan produciendo.

Pero nadie se atreve a decir que habría que someterlo a una sanación, cualquiera que ésta sea?

Nadie piensa que miles de adolescentes están viendo como el “idolo de sus padres” pasa por la vida haciendo desmanes aparte de maravillosa música?

Cuando alguno de ellos (sub-humanos) intente lo mismo, va a ir preso o será internado sin miramientos.

¿Por qué Charly no? ¿Por qué lo dejan repetir? ¿Tan solo está, que nadie de su “entorno” se pone las pilas y hace algo por él?

¿No están hartos de ésta película?

Yo sí.



Hasta hoy, 700781 personas votaron
por un TREN para TODOS.

5 comentarios:

obucnÌ dijo...

No hay que preocuparse tanto por esas cosas... es parte del show. Hay injusticias peores. Si quieren romper habitaciones, que lo hagan... es parte de la estética que proponen. Cierta impunidad a veces está bien.

Devuelvo pues el post. Muchas gracias por la visita. Espero sigamos en contacto.

Joel.
(Y si algún otro ñato quiere pasarse a visitar mi blog, adelante: que venga si se la aguanta).

Anónimo dijo...

[Ben Linus]

Muy buen post Claudio, a mi la condescendencia de los medios con Charly me repugna, no hay contradicción entre respetar su talento artístico y sostener que se comporta como un soberbio y reverendo pelotudo como ciudadano.

Rencoroso dijo...

Opino exactamente igual que la persona de arriba.
Acá no hay un periodista que se anime a decirle a esta persona que a veces puede ser muy imbécil, que no es dios, solo es un músico egocéntrico, con talento claro, al que le han sobrealimentado el ego y festejado sus ocurrencias.
Hoy y desde hace años está mas en las portadas por sus estupideces, animaladas y/o excesos que por su laburo artístico.
Saludos

Raúl dijo...

Salvo el pequeño detalle, a veces olvidado, de que se trata de una persona enferma. Los medios deberían guardarse esas ímagenes tomadas por impunes celulares, ávidos de fama.
Si una persona, balbuceando, pide por Menem, está grave.

Anónimo dijo...

Para reflexionar:
"A Charly García
No me sorprendió tu nueva caída en las garras de la droga. Pero me repugnó el tratamiento de algunos medios empeñados en mostrar todas tus caídas o fallas.
Señores de Clarín quiero que recuerden que Charly Garcia es el músico más genial que dio en años nuestro país, que cuando actuó para las Madres siempre fue con respeto, llegó a horario, esperó en el escenario y cuando fallaron los micrófonos los cambió por otros sin hacer ningún gesto que demostrara fastidio.
Por último, para los que quieran recordar la foto de hace un año entre las Madres en el escenario, besando mi panza, esa imagen sólo la publicó Página 12, para los otros medios no vendía como esta última en la camilla.
Pero la basura no cuenta. Los que te queremos y respetamos estamos dispuestos a ayudarte, a darte una mano todas las veces que necesites.
Te seguimos necesitando, esperamos tus nuevas genialidades, quiero verte en tu casa escuchando música y dirigiendo con esa pasión.
Por vos y todos nosotros, tratá de salir de estos callejones ¡Dale Charly hace fuerza!"

Hebe de Bonafini
Presidenta de Asociación
Madres de Plaza de Mayo

Grande, Hebe!!!
Miguel desde el Chaco